COOPERATIVISMO

ORÍGENES HISTÓRICOS

Nada diferencia a los hombres y a los pueblos como su respectiva actitud en orden a las circunstancias en que viven. Los que optan por hacer historia y cambiar por sí mismos el curso de los acontecimientos llevan ventaja sobre quienes deciden esperar pasivamente los resultados del cambio.

José María Arizmendiarrieta
(Fundador y dinamizador de la Experiencia Cooperativa de MONDRAGON)

El Entorno

Como otras comunidades humanas, el País Vasco ha desarrollado a los largo de su historia diversas actividades económicas en régimen de cooperación. Ejemplo de dichas actividades lo constituyen las prácticas esporádicas de trabajos vecinales, "HauzoLan", o ligadas a labores agrícolas, llegando a cristalizar incluso esta actividad comunitaria en instituciones, tan importante en la economía vasca, como las cofradías de pescadores o el aprovechamiento organizado de tierras comunales.

Lógicamente, el advenimiento de la revolución industrial redujo considerablemente la importancia de tales prácticas e instituciones, surgiendo al mismo tiempo nuevos ejemplos de actividades económicas emprendidas en régimen de cooperación; así, las Cooperativas de Consumo, de temprana aparición en la comarca del Gran Bilbao, e incluso Cooperativas de Producción Industrial como la Eibarresa Alfa de inspiración socialista. 

Sin embargo, tanto las experiencias prácticas en curso como la labor teórica apuntada, resultaron truncadas por el estallido de la guerra civil española, cuyo desenlace supuso un claro retroceso en el desarrollo de dichas actividades, sumiendo al País Vasco en una profunda postración económica y social.

José María Arizmendiarrieta

http://www.mondragon-corporation.com/mcc_dotnetnuke/Portals/0/imagenes/fotografias/JoseMariaArizmendiarrieta.jpg

Con estas condiciones, llega a Mondragón en 1941 José María Arizmendiarrieta, un joven sacerdote nacido en Marquina, provincia de Vizcaya. 

Dotado de un gran pragmatismo y enorme capacidad de trabajo, José María, jugaría el papel de propulsor y constante animador de la Experiencia Cooperativa de Mondragón, constituyendo un modelo natural de referencia de todos los cooperativistas hasta su fallecimiento en 1976.

Los Primeros Pasos

En el  año 1943,  José María crea la Escuela Profesional,  hoy Mondragón EskolaPoliteknikoa, democráticamente administrada, y abierta a todos los jóvenes de la comarca. Mondragón EskolaPoliteknikoa desempeñará un papel decisivo en el nacimiento y posterior desarrollo de la Experiencia Cooperativa. 

En 1956 cinco jóvenes procedentes de esta escuela establecen en Mondragón la primera unidad productiva de la actual Corporación: ULGOR (hoy Fagor Electrodomésticos) dedicada en sus comienzos a la fabricación de estufas y cocinas de petróleo.

Desarrollo

ULGOR, Arrasate( FagorArrasate) y la actual Eroski surgen en la zona en los últimos años de la década de los cincuenta. Animados por un espíritu común serán estas cooperativas las que en 1959, el mismo año del Plan de Estabilización, alumbrarán la cooperativa de crédito Caja Laboral Popular, auténtico banco de cooperación y pieza clave en el devenir de las cooperativas integrantes en la Experiencia de Mondragón.

En los años siguientes se produce la gran eclosión de las cooperativas. Así nacen, entre otras, Fagor Electrónica, FagorEderlan y Danobat, y se constituye la División Empresarial de la propia Caja Laboral, incubadora de empresas y figura básica en la posterior evolución de MONDRAGON

La década de los setenta es una etapa de creación de nuevas cooperativas y de consolidación de las cooperativas ya existentes, produciéndose un gran avance en el área de la investigación y desarrollo con la creación del Centro de Investigaciones Tecnológicas Ikerlan.

Los años ochenta se caracterizan, sobre todo, por la gestación de Mondragón Corporación Cooperativa en respuesta al desafío que plantea la creación de la Comunidad Económica Europea y la globalización de la economía. Las cooperativas, antes agrupadas comarcalmente atendiendo a razones de proximidad, se estructuran sectorialmente de acuerdo con sus afinidades productivas.

En la década de los noventa, y propiciado por MONDRAGON, se crea la Universidad de Mondragón, universidad privada orientada a satisfacer las necesidades de la empresa. Asimismo, en estos últimos años se produce un espectacular aumento de la cifra de negocio, en gran medida propiciado por el vigoroso incremento de la internacionalización. Actualmente, MONDRAGON, dispone de 38 plantas industriales en el exterior y se prevé llegar a 60 plantas en el año 2005.

Hoy en día, casi medio siglo después de su primera fundación, Mondragón Corporación Cooperativa es, tanto por sus ventas como por el número de trabajadores, la primera corporación empresarial del País Vasco y la séptima de España.

 

CULTURA COOPERATIVISTA

Cultura Cooperativista

 

 

 

 

 

 

Cultura Cooperativista

La cultura empresarial es lo que identifica la forma de ser de una empresa y se manifiesta en las formas de actuación ante las oportunidades y problemas de gestión y adaptación a los cambios y requerimientos de orden exterior e interior, que son interiorizadas en formas de creencias y talantes colectivos que se transmiten y se enseñan a los nuevos miembros como una manera de pensar, vivir y actuar.

Estas creencias básicas, con sus compromisos y talantes, conforman la cultura empresarial que, impulsadas y conducidas desde el liderazgo, definen la identidad perseguida y desarrollan mecanismos internos para enfocar la gestión de forma propia y diferencial a otras empresas.

La cultura empresarial se expresa en los contenidos de la misión, en los valores, en la visión, en el sentido de pertenencia, en la capacidad flexible de consensuar las metas comunes, y en la gestión integral de la empresa con sus objetivos estratégicos y criterios de evaluación de la medida de los resultados.

El lenguaje compartido y los contenidos conceptuales propios de cada cultura empresarial u organización son esenciales para consensuar los límites de la identidad como grupo y establecer las reglas de juego en las relaciones con las personas que pertenecen al mismo.
 

Principios Básicos

Los Principios Básicos de la Experiencia Cooperativa de MONDRAGON, aprobados en nuestro primer Congreso Cooperativo celebrado en octubre de 1987, recogen un conjunto de ideas forjadas a través de más de seis lustros de andadura cooperativa cuyos enunciados de forma resumida ofrecemos a continuación:

 

I. Libre Adhesión : La Experiencia Cooperativa de MONDRAGON está abierta a todos los hombres y mujeres que acepten los Principios Básicos y acrediten idoneidad profesional para los puestos de trabajo que generemos. No existe, por tanto, ningún tipo de discriminación por motivos religiosos, políticos, étnicos o de sexo.

Las limitaciones se establecen únicamente en función de las necesidades prácticas y las exigencias empresariales de la Cooperativa y teniendo en cuenta los informes elaborados tras el período de prueba realizado.

 

II. Organización Democrática:

Fundamentada en la igualdad básica de los socios trabajadores, lo que implica la aceptación de una organización democrática de la empresa que se concreta en:

 


En la práctica diaria se produce una amplia delegación de poderes. De ahí la importancia de la elección del Consejo Rector renovable cada cuatro años -la mitad de sus miembros cada dos - y del nombramiento, a través de dicho Consejo Rector, de toda la línea ejecutiva, en la que se delega en gran medida la marcha económica y estratégica de la entidad. Pero teniendo siempre en cuenta que la capacidad de decisión y de control últimos descansa en la Asamblea.

 

III. Soberanía del Trabajo: En las Cooperativas de MONDRAGON se entiende que el Trabajo es el principal factor transformador de la naturaleza, de la sociedad y del propio ser humano. En consecuencia: se adjudica al Trabajo plena soberanía en la organización de la empresa cooperativa, se disrtribuye la riqueza producida en función del trabajo aportado y se apuesta decididamente por la creación de nuevos empleos.

En lo que respecta a la riqueza generada por la Cooperativa, ésta se distribuye entre los socios en proporción al trabajo realizado y no en base a su participación en el Capital Social. La política retributiva de las Cooperativas de MONDRAGON se inspira en los principios de Solidaridad, que se concretan en una remuneración del trabajo suficiente y solidaria.

La retribución al trabajo en nuestras Cooperativas se compone de dos elementos básicos, que son el anticipo laboral y el retorno cooperativo.

Anticipo laboral, que se percibe mensualmente e incluye una parte fija relacionada directamente con la estructuralidad de cada puesto de trabajo y una parte variable, vinculada al rendimiento profesional del socio.

.. Retorno cooperativo, que es la participación del socio en los resultados positivos (retornos) o pérdidas (extornos), obtenidos por la Cooperativa durante el ejercicio. A retornos se dedica entre un máximo del 70% y un mínimo del 30% de los excedentes netos disponibles, dependiendo de la situación financiera de la cooperativa. El importe anual del retorno se suma a la aportación individual que posee cada socio.

 

IV. Carácter Instrumental y Subordinado del Capital:

La Experiencia Cooperativa de MONDRAGON considera al factor Capital como un instrumento subordinado al Trabajo y necesario para el desarrollo empresarial. Consecuentemente, entiende que es acreedor a una remuneración justa, acorde con los esfuerzos que implica su ahorro, si bien no directamente vinculada con los Resultados obtenidos.

Con carácter general, las aportaciones de los socios al Capital Social de la Cooperativa, devengan anualmente un interés total que incluye dos conceptos: un interés base del 7,5% anual bruto como máximo y un "interés corrector de la inflación" que alcanza como máximo un tipo anual bruto del 70% del incremento experimentado por el IPC en el ejercicio precedente. En ningún caso, la suma de ambos conceptos podrá rebasar los límites legalmente establecidos, fijados actualmente en el 11%.

En cualquier caso, la retribución de las aportaciones de los socios al Capital Social, estará condicionada a la consecución de Resultados positivos suficientes por parte de la Cooperativa o a la existencia de Reservas disponibles.

 

V. Participación en la Gestión

Este Principio implica un desarrollo progresivo de la autogestión y, consecuentemente, de la parti- cipación de los socios en el ámbito de la gestión empresarial. Lo cual requiere:

§  El desarrollo de mecanismos y cauces de participación adecuados

§  La transparencia informativa respecto a la evolución de las variables básicas de gestión de la Cooperativa.

§  La práctica de métodos de consulta y negociación con los socios trabajadores y sus representantes sociales en aquellas decisiones económicas, organizativas y laborales que les afecten.

§  La aplicación sistemática de planes de formación social y profesional

§  El establecimiento de la promoción interna como vía básica para la cobertura de los puestos con mayor responsabilidad profesional.

El primero y principal órgano de participación es la Asamblea General, en la que descansa la plena soberanía de la Cooperativa. Entre sus atribuciones más importantes se encuentran: nombrar y revocar en votación secreta a los miembros del Consejo Rector y a los Interventores de Cuentas; examinar la gestión social, aprobar las cuentas anuales y la distribución de excedentes o imputación de pérdidas; aprobar las políticas y estrategias generales de la Cooperativa; aprobar las ampliaciones a capital social, el interés que devengarán las aportaciones a capital y las cuotas de ingreso de nuevos socios; modificar los Estatutos Sociales y aprobar cuanto suponga una modificación sustancial en la estructura económica, organizativa o funcional de la Cooperativa.

El Consejo Rector, elegido por todos los socios en Asamblea, es el órgano de representación, gestión y gobierno de la Cooperativa. Consta como máximo de 12 miembros renovándose la mitad cada dos años. Su mandato dura cuatro años, siendo posible la reelección.

Su actuación se subordina a las políticas y estrategias fijadas por la Asamblea General y entre sus competencias destacan: La designación y cese -a propuesta del Director General de la respectiva Agrupación- del Director o Gerente de la Cooperativa; convocatoria de Asambleas Generales ordinarias y extraordinarias; admisión y baja de socios; decisión del régimen laboral y disciplinar y ejercicio de la facultad sancionadora; cambios de trascendencia para la organización y funcionamiento de la cooperativa; propuesta a la Asamblea General de la aprobación de las cuentas anuales del ejercicio, de la distribución de excedentes o imputación de pérdidas y resolución de las dudas que se susciten sobre la interpretación de los Estatutos.

Finalmente, el Consejo Social actúa como órgano asesor y consultivo en representación del colectivo de socios ante las instancias internas de la Cooperativa. Sus miembros se eligen por áreas de actividad y su número se establece en relación con el número de socios de la Cooperativa. Sus funciones básicas son las de asesoramiento, información, negociación y control social.

Las competencias del Consejo Social se centran en la elaboración de propuestas y dictámenes ante las decisiones a adoptar por los órganos de gobierno, la transmisión a sus representados de la información recibida y la canalización de iniciativas por parte de los socios ante los órganos de gobierno y gestión.

 

VI. Solidaridad Retributiva

La Experiencia Cooperativa de MONDRAGON proclama la retribución del trabajo suficiente y solidaria como un principio básico de su gestión. La solidaridad se manifiesta en los ámbitos interno, externo y a nivel de Corporación.

a.- En el ámbito interno mediante la creación de un marco solidario de retribuciones. Durante varios años, el abanico retributivo entre el socio trabajador de menor cualificación y el máximo ejecutivo de la Cooperativa se situó entre el 1 y 3.

En los últimos años, la dificultad creciente de la gestión empresarial en nuestras cooperativas, junto a la dimensión y complejidad organizativa alcanzada por MONDRAGON han aconsejado una ampliación del índice máximo, situándolo en términos reales de mercado, con una deducción del 30% en concepto de compromiso de solidaridad.

b.- En el ámbito externo, tratando de que la remuneración de los socios de la cooperativa sea homologable con la de los trabajadores asalariados de su entorno sectorial y territorial, salvo que se dé una manifiesta insufiencia.

c.- A nivel de la propia Corporación MONDRAGON, mediante la existencia de un marco laboral solidario, tanto en lo que respecta a la retribución como al horario de trabajo. Con objeto de evitar diferencias entre cooperativas, el nivel retributivo deberá situarse entre el 90% y el 110% de la referencia corporativa. Asimismo, el horario laboral anual se situará entre el 97% y el 103% del calendario corporativo.

 

VII. Intercooperación

Entendida como la aplicación concreta del principio de solidaridad y como requisito de eficacia empresarial, la Intercoperación se manfiesta en diversos ámbitos:

a.- Entre Cooperativas individualmente consideradas, a través de la creación de las Agrupaciones Sectoriales dentro de la estructura de MONDRAGON. Gracias a estas entidades se han potenciado las economias de escala y las sinergias organizativas en el área empresarial, mientras que en el terreno social se ha impulsado la creación de un régimen sociolaboral homogéneo, incluida la reconversión gradual de resultados, y se ha posibilitado la transferencia y promoción de socios trabajadores.

La intercooperación ha sido una constante histórica en la Experiencia Cooperativa de MONDRAGON. Ello se ha puesto de manifiesto en la promoción de nuevas cooperativas, en la creación de entidades de cobertura en el área financiera, educativa, de investigación y en la ejecución de proyectos comunes en el área social y empresarial.

b.- Entre la Experiencia Cooperativa de MONDRAGON y las demás organizaciones cooperativas vascas y del resto del Estado Español, llevando a cabo acciones en común y participando activamente en organismos e iniciativas de la Economía Social.

c.- Con otros movimientos cooperativos europeos y del resto del mundo, realizando acuerdos y estableciendo órganos conjuntos orientados al fomento de un desarrollo común. Aquí también hay que destacar el enorme esfuerzo de irradiación cooperativa que realiza nuestra Corporación, participando en foros y debates internacionales en los que se solicita nuestra presencia, asesorando iniciativas cooperativas dentro de nuestras posibilidades etc.

 

VIII. Transformación Social

La Experiencia Cooperativa de MONDRAGON canaliza su compromiso de desarrollo económico y social, en su entorno de actuación, a través de instrumentos como:

a.- La reinversión mayoritaria de los beneficios netos obtenidos, destinando una proporción significativa a Fondos de carácter comunitario, como el Fondo Central Intercooperativo, que faciliten la creación de nuevos puestos de trabajo.

b.- El apoyo a iniciativas de desarrollo comunitario, sobre todo en el área educativa, mediante la aplicación del Fondo de Obras Sociales al que se destina hasta un 10% de los Excedentes netos de las Cooperativas.

c.- La ejecución de una política de Seguridad Social coherente con el sistema cooperativo, basado en la solidaridad y la responsabilidad. Exigencia que se canaliza a través de la actuación de nuestra Mutua de Previsión Social Lagun-Aro, cuya gestión se orienta al fomento del ahorro en las prestaciones realizadas y a la búsqueda de un equilibrio entre la cuota a satisfacer y la calidad de los servicios otorgados.

d.- La cooperación con otras instituciones de carácter económico y social.

 

IX. Carácter Universal

La Experiencia Cooperativa de MONDRAGON, como expresión de su vocación universal, proclama su solidaridad con todos los que trabajan por la democracia económica en el ámbito de la Economía Social y hace suyos los objetivos de Paz, Justicia y Desarrollo, propios del Cooperativismo Internacional.

Esta universalidad se manifiesta en el ámbito institucional a través de la presencia activa de MONDRAGON en los foros más representativos de la Economía Social como el CICOPA (Comité Internacional de Cooperativas de Trabajadores Asociados y Artesanales), EUROCOOP (Organización de Consumidores Europeos), CEPES (Confederación Empresarial Española de la Economía Social) o la Confederación de Cooperativas de Euskadi.

Asi mismo, a través de OTALORA, que es nuestro Centro de Formación Empresarial y Cooperativa , tratamos de difundir la cultura cooperativa en base a nuestra propia experiencia económico-social, desarrollada a lo largo de estos 40 años.

 

X. Educación

La Educación y la Formación han jugado un papel determinante en el inicio y desarrollo del Cooperativismo de Mondragón. Su fundador y principal impulsor, Don José María Arizmendiarrieta, tuvo siempre muy presente "que la educación, entendiendo por tal el complejo de ideas y concepciones que adopta un hombre, es la clave del desarrollo y desenvolvimiento de un pueblo".

Insistiendo en esta idea, Don José María gustaba de repetir "que la educación es el punto de apoyo natural e indispensable para la promoción de un nuevo orden social, humano y justo" y que "hay que socializar el saber para democratizar el poder".

Consecuente con estos planteamientos, lo primero que hizo cuando llegó a Mondragón fue crear en 1943 la Escuela Profesional (hoy Mondragón EskolaPoliteknikoa), que durante todos estos años ha constituído el principal vivero de directivos y personal cualificado para nuestras cooperativas.

Educación y Formación Permanente, tanto en el ámbito cooperativo como en el profesional, continúan siendo hoy elementos fundamentales en el desarrollo y consolidación de nuestra Experiencia Cooperativa.

 


La Misión

Corporación MONDRAGON es una realidad socioeconómica de carácter empresarial con hondas raíces culturales en el País Vasco, creada por y para las personas, inspirada en los Principios Básicos de nuestra Experiencia Cooperativa, comprometida con el entorno, la mejora competitiva y la satisfacción del cliente, para generar riqueza en la sociedad mediante el desarrollo empresarial y la creación de empleo preferentemente cooperativo, que:

·          Se sustenta en compromisos de solidaridad y utiliza métodos democráticos para su organización y dirección.

·          Impulsa la participación y la integración de las personas en la gestión, resultados y propiedad de sus empresas, que desarrollan un proyecto común armonizador del progreso social, empresarial y personal.

·          Promueve la formación e innovación desde el desarrollo de las capacidades humanas y tecnológicas, y aplica un Modelo de Gestión propio para alcanzar posiciones de liderazgo y fomentar la Cooperación.

 

Valores Corporativos

Los valores constituyen una parte esencial de toda cultura empresarial ya que aportan un sentido de dirección común a todas las personas que componen la empresa y unas líneas directrices de comportamiento y actitud ante su labor diaria. Los valores en los que se participa definen el carácter fundamental de la organización, crean un sentido de identidad en ella, propician la cohesión, y desarrollan una filosofía de gestión diferenciada.

Los valores corporativos deben ser conocidos y participados por todos los que trabajan en la empresa, de forma que su conducta individual y colectiva sea dirigida diariamente por la corriente de las creencias corporativas.

Los Equipos Directivos tienen la responsabilidad de comunicar y movilizar a sus colectivos en la vivencia efectiva de los Valores, y los Socios la responsabilidad de hacerlos efectivos.

MONDRAGON, al proyectarse como una unidad corporativa, tiene el compromiso y la responsabilidad de unificar sus modos básicos de comportamiento, para lo cual, además de las esencialidades propias de la Experiencia Cooperativa expresadas en los Principios Básicos y la Misión, debe potenciar sus propios Valores Corporativos.

De los muchos valores que enriquecen nuestra Experiencia, en el período proyectado se pretende continuar focalizando la atención en aquellos que más nos caracterizan, y en los que se ha considerado que es singularmente trascendente su vivencia como pauta de comportamiento generalizada.

I. Cooperación - "Propietarios y protagonistas"

II.  Participación - "Compromiso en la gestión"

III. Responsabilidad Social - "Distribución solidaria de la riqueza"

IV. Innovación - "Renovación permanente"

 

Objetivos Básicos

Los Objetivos Básicos expresan las grandes claves de gestión o ámbitos donde la Corporación MONDRAGON en su conjunto y a través de sus Negocios pretende avanzar de manera significativa en el período planificado.

Se considera que los 6 Objetivos Básicos vigentes, definidos y aprobados para los tres ciclos de planificación anteriores, poseen las siguientes virtualidades que aconsejan su ratificación en el nuevo ciclo de planificación 2009-2012:

Han sido asimilados por todos los niveles organizativos.

La experiencia ha demostrado que su significado y vigencia han sido crecientes.

Todas las planificaciones tanto estratégicas como operativas y a todos los niveles se han vertebrado en torno a estas 6 claves de gestión

Con el objetivo de potenciar las dinámicas de gestión en torno a la INNOVACIÓN en el nuevo ciclo de planificación 2009-2012 se propone incluir este ámbito como nuevo Objetivo Básico Corporativo.

Por otra parte, con esta nueva incorporación se clarifican los contenidos del Objetivo Básico de Desarrollo donde hasta el momento han convivido las dinámicas de gestión del crecimiento con las de la innovación y el desarrollo tecnológico.
 

I. Orientación al cliente

IV. Rentabilidad

II. Desarrollo

V. Implicación en el Entorno

III. Innovación

VI. Personas en Cooperación

 

I. Orientación al cliente

§  Alineación Estratégica y Operativa con el cliente

Necesitamos “vivir al cliente”, tenerle permanentemente presente en todos los niveles de la organización, y que estos perciban realmente el valor que les aportamos.

II. Desarrollo

§  Crecimiento - Renovación

§  Internacionalización

§  Promoción

§  Sinergias Corporativas

El desarrollo de los negocios es una condición esencial para su fortalecimiento sostenido. El desarrollo se debe sustentar, además de en el crecimiento, en la innovación y la promoción de nuevas actividades.

III. Innovación

§  Gestión de la Innovación

§  Desarrollo Tecnológico

La innovación es la competencia que se manifiesta en la capacidad de generar novedades y cambios significativos. Implica adaptar o adoptar algo nuevo en modelos de negocio, modelos de gestión, tecnologías, productos, servicios, procesos, sistemas, organización, marcas, patentes, etc. que sea aplicable y genere valor para los clientes y la empresa.

IV. Rentabilidad

§  Competitividad

Es una necesidad vital para todas las empresas, la medida final de su competitividad, de su eficacia interna y el rendimiento de los recursos invertidos en la actividad.

V. Implicación en el Entorno

§  Responsabilidad Corporativa

§  Transformación Social

La empresa es un sujeto social que contrae obligaciones con la sociedad más allá de la creación de riqueza. De esta responsabilidad se derivan exigencias éticas y morales y el compromiso de contribuir al progreso y al bienestar de la comunidad en que actúa.

VI. Personas en Cooperación

§  Desarrollo de Personas

§  Liderazgo

§  Educación Cooperativa

§  Participación de Personas en Filiales

§  Seguridad - Salud Laboral

Las organizaciones de la Experiencia Cooperativa se fundamentan en la participación comprometida y solidaria de las personas. Nuestra diferencia socio empresarial clave es la cooperación.

 


Políticas Generales

Las Políticas Generales concretan las líneas de actuación de la Corporación en ámbitos de especial relevancia y sirven de base para la elaboración de los Planes Estratégicos.

Persiguen alcanzar los Objetivos Básicos a través de la aplicación de directrices específicas que pretenden dar respuesta al reto competitivo del futuro.

 

Órganos y Terminología Cooperativa

 

Las cooperativas de Corporación MONDRAGON se hallan sometidas al régimen jurídico cooperativo general por lo que su estructura es similar, en sus aspectos básicos, al resto de las cooperativas.

Por esta razón, además de la ley que marca las normas externas de obligado cumplimiento por las que se han de regir todas las cooperativas, las cooperativas de MONDRAGON, disponen de dos elementos organizativos, básicos, de carácter interno: los Estatutos Sociales, verdadera “Carta Magna” de la cooperativa, y el Reglamento de Régimen Interno que contiene el desarrollo de los Estatutos.

Figuras y Organos

Se recoge a continuación la relación de Figuras y Órganos más representativos de las cooperativas de MONDRAGON:

Régimen Económico